Bicho Taladro

Bicho Taladro

Mucho más que una simple plaga

¿Es posible hacer control del Bicho Taladro?

Tecnología de punta aplicada al tratamiento de la peste

Este insecto, como ya se mencionara, tiene distintos estadios. Los huevos son puestos en distintos lugares de la madera, grietas, hendiduras, etc. En condiciones favorables de temperatura y humedad eclosionan las larvas que se alimentan vorazmente de la madera que son las reales causantes del daño a las estructuras. Usan sus poderosas mandíbulas para golpear, raspar y arrancar pequeños trozos a la madera produciendo un ruido muy característico que acusa su presencia.

Estas pequeñas larvas avanzan haciendo típicas galerías de sección oval que no se cruzan entre sí y que se prolongan siguiendo la veta de la madera. Éstas se encuentran taponadas de pequeños trozos de madera desgarrada y de pellets fecales formados por la madera ya digerida por las larvas.

El estado larval puede durar hasta 10 años, siendo lo más común 2 a 4 años dependiendo esto de condiciones predisponentes. Su actividad es heterogénea a lo largo del año dependiente fundamentalmente de la temperatura, siendo más activa en época estival. Una vez que las mismas han completado su evolución como tales, se aquietan, dejan de comer y comienzan a sufrir profundos cambios histológicos y morfológicos que las van a conducir a transformarse en adultos. Este estadio intermedio se llama pupa y generalmente lo llevan a cabo dentro de la galería muy cerca de la superficie de la madera.

Una vez transformados en adultos o cascarudos hacen un orificio ovalado de unos 8-9 x 4-5 mm y de bordes irregulares por el cual salen para luego copular y así poder dar continuidad a la especie y también a la infestación.

Al salir arrastra un característico aserrín formado por la madera digerida y excreta como materia fecal lo cual sirve como indicio de la infestación. Los taladros adultos no se alimentan ni causan daño solo cumplen funciones de reproducción.

Bicho Taladro en techos

Los inconvenientes menos pensados por dejar estar

El Taladro del pino (Hylotrupes bajulus) o Bicho Taladro es una de las plagas de madera que más atacan a los techos de madera de casas y muebles.

Provocan serios daños en la madera y es una de las consultas más habituales de nuestros clientes sobre todo en la época estival. Cava galerías directamente dentro de los cabios y tirantes del techo o del machimbre, debilitándolo con el tiempo de tal manera que suele producir las quebraduras de los mismos y con ellos, los consiguientes peligrosos problemas.

Suele aparecer en techos relativamente nuevos. Los primeros síntomas aparecen entre los 2 a 4 años de armado el techo. Si el techo es viejo es difícil que el problema sea taladro, a no ser que se haya infestado con un techo nuevo lindero contaminado.

El signo característico es el ruido acompasado como si alguien serruchara o rasguñara la uña contra la madera. Este ruido es acompañado más adelante por ampolladuras de la madera y orificios ovales característicos por los que cae un fino aserrín.